“Dolor”, “Miedo”, “Oscuridad”, “Fin”, “Daño”, “Asesinos”… echándole un vistazo al primer álbum de Amparito, “Clara Oscuridad” (Mont Ventoux, 2019) cualquiera diría que la banda no se ha levantado del mejor humor posible. Pues nada de eso: “Te vas a fastidiar” (además de la versión de Las Tímidas que remata el disco) parece ser lo que tienen que responderle a todos aquellos que desde su aparición, han dudado de este nuevo grupo de punk pop. En contra de lloros y depres, Amparito nos resulta de lo más iluminado del año, un sonido fresco y animamuertos que, bebiendo de referencias épicas, ya tiene marca propia. Hoy hablamos con ellas esperando aguantarnos las ganas de asaltarlas en el festival Ruidismo (Bullas), donde este sábado 5 de octubre tendrán la peligrosa misión de templar un River Café en plena efervescencia. Vaya si son capaces.

amparito-clara-oscuridad

Todo empieza con un grupo de amigas apasionadas por la música que deciden pasar de disfrutar entre el público a tomar el escenario. “La idea fue algo común. A todas nos apasiona la música, vivimos en un entorno de amigos muy musiqueta, hemos ido a infinidad de conciertos… así que  formar un grupo  era la mejor opción para pasar tiempo juntas y disfrutar la música desde otro punto de vista”.  Olalla Uriarte (guitarra y voz), Vanesa Torres (guitarra), Marta Alonso (bajista) y Beatriz Martín (batería) se ponían manos a la obra en 2015 en Madrid para formar “Amparito”, tomando el nombre de una broma interna. Todo muy punk sí, pero al contrario de lo que se ha publicado, no eran completamente nuevas frente a los instrumentos. “La verdad que lo de que ninguna teníamos ni idea es algo que se ha extendido y no es cierto. Olalla, la cantante, ha estudiado música a nivel profesional y ya tocaba varios instrumentos antes de formar el grupo, además de saber de composición, armonía, etc. El resto ha ido aprendiendo el suyo poco a poco, entre iendo a clases y aprendiendo de forma autodidacta, que además es lo más normal en nuestra escena.  El primer día, como cualquier banda amateur, estábamos todas un poco pez, pero ha sido súper interesante también ver toda esa evolución y lo muchísimo que hemos aprendido en este tiempo.” Al final, agresivo y divertido como un pogo, el sonido de Amparito tomó consistencia y velocidad, aunque la banda sigue sin verse necesitada de etiquetas. No, ni siquiera de la de “banda de chicas”. “Es verdad que nadie nos juzgó por empezar el grupo a nuestra edad, en cambio sí que creemos que igual por el hecho de ser mujeres muchos pensaron que no llegaríamos a nada, que se quedaría en un pasatiempo. Pero aquí estamos, 3 años después, con nuestro grupo de… ¿Punk,pop?. La verdad que las definiciones cerradas, que también  fue algo que en algún artículo que nos mencionó como grupo de punk generó controversia, es algo que no nos interesa y creemos que es bastante obsoleto ese concepto limitado en la época musical actual.”

“Clara Oscuridad”, lanzado en marzo de este año, es el debut perfecto: nueve temas y una versión que casi no llegan a los dos minutos, píldoras de sarcásticas letras y pegadizos estribillos tarareados a la velocidad del trueno: lo que ellas pretenden ser como banda. “Tanto el sonido, como las letras, como cómo somos y nos comportamos sobre el escenario… todo tiene la misma intención. Teníamos claro que queríamos tener una banda para divertirnos, y para divertir al público, que tuviera un toque de humor pero también de ironía frente a nuestros pequeños dramas diarios. Y esto no sólo es aplicable a las letras. También se ve en la instrumentación, con esa mezcla de sonidos más afilados cercanos al punk y las melodías felices más poperas, pero con un mensaje directo a la yugular que acaba radicalmente con ese candor en el acto. Nos interesaba mucho la contradicción, de ahí que nuestro álbum se llame “Clara oscuridad”, y esa doble lectura que puede haber en muchísimos aspectos de la vida. Al final, todo eso, son constantes en el grupo y parte indispensable de lo que es Amparito.” Una frase puede ser el detonante para la idea de una canción, y la composición siempre es diferente. “Está claro que son temas que nos rodean, que de alguna forma hemos vivido o que podemos sentir empatía por quienes lo viven. Pero, eso sí, tenemos un interés innato por desdramatizarlos. A veces surgen a raíz de algo que le has oído a alguien y te da rabia, otra una imagen, otras veces una melodía de bajo… cada vez es distinto. Olalla trae una maqueta previa al local, la probamos entre todas y le damos la forma final. Es muy guay todo ese proceso.”

La guida del disco la pondrá la producción de Paco Loco, que entendió la personalidad del grupo y resaltó lo que todavía ni ellas veían. “A medida que vas ensayando, componiendo y tocando vas perfilando un poco el sonido casi sin darte cuenta. Evidentemente, ha ido cambiando pero siempre en la misma dirección. Cuando llegamos donde Paco lo que hizo fue potenciarnos nuestra esencia, lo que ya era nuestro. Él lo explica muy bien. Nos hizo creer en las cosas que él ya veía en nosotras, las más únicas y personales y las potenció en la grabación. Y todo ese proceso nos dio muchísima confianza, porque no nos modificó, sino que nos reforzó como banda.” La portada, un fotón de la artista Lee Materazzi y diseño de Naiara Goikoetxea cuadran el círculo. “Escribimos  a Materazzi por Pinterest para pedirle su obra, nos preguntó por la esencia de la banda y el significado del disco, y… le encantó la idea. Es un portadón, tuvimos mucha suerte, y además refleja totalmente el mensaje de “Clara oscuridad””.

Amparito son casi noveles en la escena pero ya se están curtiendo a base de directos con una energía increíble. “La verdad es que nosotras hemos tenido incluso más oportunidades de las que hubiéramos podido imaginar. Hemos tocado en ciudades pequeñas, medianas y grandes, y en festis por media España. Además, somos una de las 10 bandas españolas seleccionadas como #Inestalent2019 y eso nos ha permitido tocar incluso en el extranjero. Así que… de momento podemos decir que nos hemos encontrado las puertas muy bien abiertas, pero sabemos que el circuito independiente es difícil y que es algo que se debe potenciar mucho más para que sea más accesible tanto para organizadores, como bandas y público.” 

Esa popularidad se ve sin embargo empañada a veces por el mismo y aburrido concepto de ser “solo” una banda “de chicas”.  “La verdad que cuando de dedicas tanto tiempo a algo, y pones tanto esfuerzo, que te comparen con otros grupos simplemente por ser mujeres, o que sea lo más llamativo en el artículo que escriben sobre ti en vez de lo que realmente haces… no mola nada. Nos hemos encontrado entrevistas machistas, titulares del grado de “Amparito: la girl band sin formación musical que anima Malasaña” no sólo falsos sino despreciativos… Suponemos que esto irá cambiando con el tiempo, de hecho ya lo está haciendo y así lo estamos viendo, no sólo en medios sino también en los propios festivales o incluso en el público. A día de hoy,  la igualdad no es un hecho en el mundo musical, así que cualquier iniciativa que ayude a conseguirlo, así como aquellas mixtas que ayudan a visibilizar la existencia de esta rica pluralidad que se está viviendo en los últimos años, son bienvenidas.”

Uriarte, Torres, Alonso y Martín seguirán ofreciendo su aguerrido punk de bofetada amiga por los escenarios, ya con ideas nuevas en la cabeza. “Estamos ahora mismo con canciones nuevas y pensando la forma en la que queremos que lleguen al público, porque quizá sea interesante probar otro formato diferente al del disco tradicional. Aún estamos en ello.” ¿Quizás alguna sorpresa para el Ruidismo? “Nos han hablado muy bien de este festival y sabemos que en Murcia sobran las ganas de divertirse. Así que esperamos un finde lleno de risas, bailes y .…cómo no, buena comida, que ya nos ha chivado un bullero (qué gran nombre) las delicias de la tierra. Además, de postre, llevaremos un tema nuevo.” Nosotras, listas para que nos engulla la Clara Oscuridad.

cartel ruidismo 2019

Pic portada Fernando Puente

Gracias a Amparito, Nacho y prensa de Ruidismo por hacer posible esta entrevista.