La belga Sophie Thirion (Bruselas 1978), todo un referente europeo de la danza y el teatro “físico”, vuelve a Murcia. Desde hoy hasta el 24 de octubre impartirá en el Centro Párraga y de mano de los imparables Aye Cultura Social (Ayeklawn) el taller “Un picnic excéntrico“. De nuevo toma de referencia el cuerpo como material de trabajo para el artista con el que explorar diferentes lenguajes y en el que, usándolo de laboratorio, “abrirá la posibilidad de tejer puentes entre diversas técnicas, utilizando materiales, objetos y vestuario como parte íntegra de la búsqueda para así permitir al actor/bailarín indagar en sus múltiples facetas expresivas”. Si quieres profundizar en tus conocimientos como bailarinx, desarrollar nuevas facetas dentro de la performance, o simplemente vivir una auténtica experiencia, este es el momento. Hoy y gracias a Ayeklawn nosotras también hemos podido preguntar a esta Thirion acerca de lo que nos tiene preparado para su semana en Murcia en esta pequeña entrevista. ¿Quieres conocerla un poca más?

38391836_876361492556625_5220952955003338752_o

Sophie Thirion se define como “artista, actriz, creadora escénica y docente de teatro del cuerpo”. Tras formarse con grandes de la escena como Jacques Lecoq y su técnica de Teatro Físico en ‘Le corps poétique’ así como en la escuela de expresión corporal dramática ‘El laboratorio’ de Jessica Walker, siguió investigando sobre el arte del movimiento con maestros como Atsusshi Takenoushi (París) Minako Seki (Berlín) y Yumiko Yoshioka (Menorca) Mercedes Boronat, David Wampach, Thomas Hauert o Luis Corvalán. Actualmente sigue experimentando en el laboratorio de danza-teatro de Andrés Waksman e impartiendo sus workshops por nuestro país, entre los que destacan “La Lírica Física”. ¿Cómo llega una artista a encontrar esos cauces de expresión dentro de una disciplina aparentemente clásica como la danza? “Yo vengo del teatro físico, mi formación está basada en la metodología de Jacques Lecoq y del teatro experimental. La danza siempre estuvo presente en mi trayectoria, pero desde muy temprano mi interés se situó en las danzas más libres donde cada uno tiene que encontrar su propio movimiento. , a ver a dónde me lleva y que es lo que se expresa desde allí.”

Se ha formado con los mejores y tiene claros sus referentes, y aunque no comulga con el purismo hay iconos que no la dejan indiferente. “Me inspiran artistas en el camino y siento que crear me nace de dentro, es una necesidad visceral, las ideas me vienen por ráfaga. La referente que más me impacto hace ya más de 16 años cuando vi una exposición de su trabajo en Pompidou, es Pina Bausch. Para mí es una genia de las artes escénicas en toda su amplitud.”

El cuerpo es el protagonista, también en este taller que hoy empieza en Murcia, “Un picnic excéntrico”. Lo físico, solo o grupal, es parte de la obra. “Sí, el eje central en mis obras se basa en una expresión viva y libre del cuerpo en escena, pero también trabajo con materiales para traducir mis ideas y encontrar una poesía de lo que quiero contar. Tengo solos que hablan de las estaciones, primavera y invierno”. De esos cuerpos, el femenino siempre ha llamado su atención.  “Quizás “Schiele, mujeres al descubierto” es el trabajo que está más centrado en el cuerpo de la mujer porque quise dar vida a las modelos de hoy en día, siendo yo misma durante años modelo de bellas artes y sabiendo todo lo que ello conlleva. Dejó aparecer en mis obras mi ser entero en etapas distintas de crecimiento. Son creaciones orgánicas y por lo tanto muy corporal y vulnerables.”

Aunque estar en el centro de la acción creativa es su objetivo, confiesa que estar en el lado de la docencia, esa acompañante que espera a que la chispa explote, es igual de enriquecedor. “Lo que me aporta mi trabajo de docente es un entendimiento más amplio de todo lo que significa estar en un estado creativo. Y no es poca cosa. Lo que hacemos es sutil, delicado, profundo, sensible, fuerte, vulnerable y se requiere de una gran dosis de entrega y valor. Pero creo que uno nutre al otro y viceversa. Para mí es fundamental seguir aprendiendo también de otras docentes, porque de lo que se trata es de abrir cada vez más caminos cerebrales y descubrir los puentes que interconectan los diferentes lenguajes creativos.”

50580456_983091345216972_6229757317324210176_n

La danza y el movimiento es un collage para el teatro, con el que corta y pega para recrear un huracán sobre el escenario, levantar sonrisas caminando de puntillas, emocionar. Todo eso es la danza y la performance física, su especialidad. Pero hay disciplinas a las que no se cierra, o más bien, encuentra en caminos que se cruzan. “Me gusta crear, coser un vestuario, pintar, pensar en la escenografía, bailar o actuar, y sí, me interesa mucha encontrar un lenguaje entre danza, teatro y artes plásticas. Pero tampoco quiero poner una etiqueta a lo que hago y encerrarlo allí. Fusiono lo que me inspira y me dejo llevar por el instinto.”

Ante esta delicatessen visual y sensorial, ¿hay un público que responde? “Sí hay audiencia, pero no es la mayoría. Creo que la gente necesita ver más de una vez espectáculos experimentales para romper con marcos limitantes que no les permiten apreciar los nuevos lenguajes.” Quizás hay que formar, también al espectador, a que demande una visión diferente el arte. Cuando se consigue, los resultados son exultantes. “A mí me emociona mucho cuando una mujer o un hombre mayor me dice que le tocó mi trabajo, es un salto cuántico generacional, el impacto es directo de corazón a corazón.  Apoyos hay pocos para los artistas o solo los reciben los que están de ” moda”.”

¡Quién nos iba a decir hace años que Murcia sería un pequeño referente a nivel nacional para albergar el trabajo de estas artistas! Hace tiempo que Murcia se ha quitado complejos en el arte contemporáneo. Siempre, sin embargo, hay necesidad de seguir avanzando, y eso solo se consigue con inversión y apoyo. “Siempre estoy feliz de volver a Murcia porque siento un entusiasmo muy fuerte de parte de las participantes. Son grupos muy energéticos, abiertos y creativos. Respecto el panorama artístico no lo conozco tan bien en Murcia pero puedo intuir que falta espacios para estos pedazos de jóvenes artistas que me encuentro en los cursos.” Su objetivo esta semana será el de fusionar sus conocimientos con el entusiasmo local. “Para este nuevo taller en Murcia me gustaría ofrecer a los participantes la posibilidad de investigar conjuntamente estos distintos lenguajes escénicos. Es decir, trabajar con materiales, objetos, cuerpo, presencia. Me interesa activar el potencial que llevan dentro y que se puedan sorprender a ellos mismos y así descubrir lo excéntrico.” Sorprenderse y sorprendernos, eso debería ser el arte.

EC5TAqSXsAAD_Pk