“Ser hetero: -5 puntos. Maquillarte con pote: -8 puntos. Que te mole el perreo reggaetonero: -3 puntos”. Qué carusa se le quedó a alguna gente cuando veía volar sus “puntos de feminista” cuando se rascaba sobre los propios prejuicios del movimiento. Fue el plato fuerte del primer número de Vulva Estelar, el fanzine creado con Irene Bebop junto a un ejército de colaboradoras que entre su más que interesante contenido colaron esta divertida tabla para la obtención o cancelación del “carnét feminista” (obra de Vitah Violet y Gipsy QueerQueen) que se convirtió en un verdadero hype del fanzine a nivel nacional. Lejos de vivir de este pelotazo, las vulvas vuelven con un nuevo número de este “femzine ma(u)rciana” demostrando que lo personal, y también lo local, es político.

carne

La tabla de puntos creada por el fanzine Vulva Estelar. Vitah Violet y Gipsy QueerQueen.

Este número 1 al igual que el 0 no tienen un hilo temático que una todo el contenido del fanzine. Lo que trato más bien es todo lo contrario, que cada autora hable de lo que quiera como quiera, así el resultado es más fresco ya que todas las vulvas estelares somos inquietas y nos mueven temas muy diferentes. Lo único común es la perspectiva feminista de todas las creaciones“, nos cuenta la creadora, editora y responsable del diseño de Vulva Estelar, Irene Bebop. La también jefaza del podcast feminista Ruda FM no ceja en su empeño de hacer de la ciudad un lugar más habitable para todas aquellas que exigimos otras sensibilidades en la no-contracultura de Murcia. Este pequeño fanzine nace desde “la autogestión y los feminismos de provincias”, pero su lectura es global.

vv

“Opinión, deporte, collage, fotografía, humor… y mucha reflexión” es lo que vas a encontrar entre sus páginas. El trabajo doméstico, el uso sexista del lenguaje, la natación como mantra… y sobre todos los artículos, el halo de su portada, un maravilloso retrato de Ana Jiménez (obra de Gelen Jeleton), la “abuela de las vías”, símbolo de una de las mayores protestas sociales que Murcia ha vivido en su historia. El movimiento vecinal del “Soterramiento YA” impregna las calles de la ciudad, y Vulva Estelar tenía que hacerse eco. Elisa Reche hace de cronista en las páginas centrales del femzine y deja claro que (y esto no pasa muy a menudo) podemos estar orgullosas de nuestras gentes.

ana

Portada de Vulva Estelar nº1. Por Gelen Jeleton.

Es tu oportunidad para empezar a coleccionar todas las vulvas-zine antes de que se conviertan en objeto de culto. No resistimos la tentación de preguntarle a Irene sobre el momentazo de fama de su criatura fotocopiable gracias al Carnét de Puntos feminista. “La acogida del número 0 superó cualquier tipo de expectativa que pudiera tener cuando comenzó nuestra andadura. Para que veas hasta qué punto fue así, cuando fui a imprimir la primera vez imprimí 20 ejemplares. Tenía tanto miedo a no venderlos, a que no gustasen… en fin que pensé que vender 20 ya sería una hazaña. Para mi sorpresa los vendimos todos en la presentación. Después mucha gente llegó al fanzine debido a uno de los contenidos del número 0 que era el carnet de puntos feminista, ideado por VitahViolet y GipsyQueerQueen. Lo cual nos ha ayudado a que la gente nos conozca, algo que no es fácil haciendo autoedición feminista desde Murcia.

solar

Nº0.

 “¿Y cómo conseguimos que el carnet de puntos feminista fuera el gran hit de vulva estelar? Pues gracias a María Bastarós quien subió una  foto del carnet de puntos feminista a su Facebook, posteriormente fue compartida por Pikara Magazine y ahí se lió muchísimo la cosa. Algo que para nosotras era divertidísimo no fue visto por todo el mundo de la misma forma. Creo que lo que aprendí con toda la problemática que surgió entorno al carnet de puntos feminista fue hasta qué punto es necesario hacer humor feminista. Durante las semanas que duró la controversia repetimos una y otra vez lo mismo: si no podemos pitorrearnos de nosotras mismas, no es nuestra revolución.” Y fue gracias a las vulvas tuvimos Bastarós, otra jefaza en el gremio, presentando su “Quién Coño Es” en Casa Chiribiri de Murcia. Win win!

flex

El nº 0 de Vulva Estelar en Flexidiscos.

Después de 150 ejemplares de su número 0 y de que Traficantes de sueños (Madrid) y Flexidiscos (Valencia) pidieran distribuirlos, Irene se plantea volver a imprimirlos. Pero su primer objetivo es llegar a cuanta más gente mejor de forma desinteresada. “Creemos en la cultura libre y autogestionada. Por eso los fanzines 0 y 1 están colgados en issuu y quien quiera puede leerlos o incluso descargarlos e imprimirlos.”

man

Mandala estelar para colorear. Por VitahViolet y GipsyQueerQueen

A pesar de la “fama” y la veneración de las fans del fanzine feminista, Vulva Estelar no termina de convencerse del cambio “radical” de nuestra escena cultural regional. “Respecto a los fanzines feministas me encantaría tener tiempo para bichear más sobre lo que se está haciendo en Murcia. Sé que “Deskaradas” había sacado uno y tengo muchas ganas de leerlo. Lo que sí tengo claro es que aunque en Murcia hay muchos fanzines de diversas temáticas, me encantaría que hubiera muchos más feministas. Y es que aunque los haya, por ser fanzines feministas lo tenemos más difícil para distribuirlos y para que se hable de nuestro trabajo. De hecho, en algunos establecimientos no nos han dejado distribuir nuestro fanzine por ser demasiado “reivindicativo”. El moderneo de Murcia apesta y creo que sería interesante hablar de ello. Aunque creo que eso daría para otro fanzine… Volviendo al panorama de Murcia creo que una prueba de ello es la obra de la grandísima Gelen Jeleton. Una de las artistas fanzineras más importantes de la ciudad (y de nuestro estado) y quien no está suficientemente reconocida en nuestra tierra. De hecho tiene una archiva del DIY feminista sin un espacio físico, lo cual es bastante lamentable.”

vulv

Gelen Jeleton en acción en la presentación de Vulva Estelar nº0 en Casa Chiribiri. Foto de Vulva Estelar.

Poco a poco se hacen más grandes, pero esto no ha hecho más que empezar. La próxima semana, sin ir más lejos, en la presentación del número 1 de Vulva Estelar en Ítaca, el 9 de diciembre. El  momento perfecto para “gestionar tu propio aquelarre” y ayudarnos a ser más fuertes.