“El espacio está en otro lado y estos sonidos vienen de allí”. Con este epitafio de bandcamp abre su propuesta musical Beatrix García Ros. Escribimos esta entrevista escuchando todas sus canciones, intentando llegar a su universo, ver lo que ella ve. No es fácil cuando tienes enfrente a una de las artistas más prometedoras de la región, que a base de pasar desapercibida ha logrado pulir un talento único en múltiples disciplinas saliéndose de los márgenes establecidos. Estamos incómodas mientras suena Lluvia en la cabeza: lo que debería ser un relajante track ambient nos tiene revolviéndonos en la silla, haciéndonos preguntas de las otras dimensiones que conoce. Muchos la han descubierto gracias a la exposición “Dream Machine” inaugurada en LOFT113 a principios de mes y que el próximo lunes 2 de octubre se clausura con una nueva puesta en escena en directo. Si te la perdiste entonces, ya no tienes excusa.

bex

Beatrix García Ros.

Beatriz(x) García Ros (Murcia, 1992) toma la luz y el sonido como aliados. Hace ya tiempo que Murcia conoce su faceta como fotógrafa, pero es este 2017 cuando aparece su bandcamp BƏATRIX, un conjunto de trabajos musicales donde un noise casi artesanal y los loops orgánicos son los protagonistas. Aunque sus estudios formales cuentan con “Sonido, Iluminación y Regiduría”, no hay libro que enseñe la necesidad de creación que estaba despertando en ella. “Para mí, la música es la máxima inspiración. Tanto en el ámbito emocional como en mis proyectos. La idea de cualquiera de ellos viene de ahí. Es gracioso y siempre lo digo; mi fuente de inspiración y mi ansiedad. A veces, soy incapaz de terminar un disco porque ya estoy pensando cuál quiero escuchar después. Y así en bucle. Mi bucle favorito. Hay veces que incluso me voy de dónde estoy porque realmente lo que me apetece es tirarme a escuchar lo que tengo en mi cabeza“. Es por eso que el proyecto que encontramos en las plataformas digitales beba de sonidos más oscuros, de referencias fílmicas reconocibles, y de una visión de mundo sin desvirtuar. “La intención es mostrar una parte inherente al ser humano sin prejuicios. El Estado de Felicidad que intentan vendernos es tan falso como aburrido.

dream machine

Portada del trabajo musical “Dream Machine. Old Room”.

¿Cómo definir algo que suena tan nuevo para nosotras? No somos entendidas, pero sí sabemos lo que hace reacción en nuestro cerebro, en nuestros cuerpos. Y Metereological Mind sigue sonando y rebuscando en nuestro hipotálamo como el taladro de Tetsuo. Ros afirma que buscar referentes le es difícil, porque mutan con su propio estado de ánimo. “He pasado un año entero sólo con post punk/dark minimal y amando a Lebanon Hanover, Siouxsie y  grupos rusos NON STOP. Mi querida amiga Marta era la cómplice. Otros momentos donde el cuerpo me pedía psicodelia, garaje y The 13h Floors Elevators sin parar. Otros donde el post rock y mi amigo Manuel me quisieron raptar, y otros, más recientes, donde el Ambient y Noise de B/B/S, Puce Mary o Raime se me han clavado en la patata. Ahora, sin embargo, estoy con sonidos más frescos y exóticos como Yussef Kamaal, Onra o el místico Kimio Eto. Algo nuevo se avecina en mis movidas. Eso sí, fue el Rey Lagarto quien cambió mi visión.

21985866_10209990279010302_1854692210_o

“Dream Machine”. Foto: @daretobegirl

Su proyecto en “Dream Machine” viene protagonizado por una muestra fotográfica, aunque implica mucho más. Comenta que la idea viene de “muchas noches encerrada en la habitación y asfixiada de los bares”, y que esos sentimientos son los que plasma en su obra. ¿Es premeditado? “No busco un objetivo en concreto, tampoco lo estoy pensando. Por las noches y en mis sueños imagino y me sugestiono (risas). Creo que en esos momentos hay un un instante de lucidez. O bueno, así se forma mi única religión“. El resultado de este “Dream Machine” es un viaje hacia el subconsciente, en el que la fotografía, pero también la performance y la música, se unen de forma paranoide y efectiva. “Nunca pensé en lo que estaba creando cuando de repente todo tenía sentido, llamé a Alejandro Menchón y ya estaba terminado. La performance pondría punto y final a una primera parte y abría puertas a una segunda. Casi dos años de experimentación sonora, de obsesión lumínica y pintura rosa. Todo sin pensar adónde me llevaría, sólo sabiendo que el vídeo y el sonido era lo que más me apasionaba.”

LA VERDAD ROS

“Dream Machine”. Performance. Foto de Marian Calero. La Verdad.

¿Qué está pasando en Murcia, orgullosa de su underground, pero a la vez inquieta con aquello que se salga del irónico oxímoron del alternativo-mainstream? Festivales como el Sonodrome Fest, artistas como La Josephine o Listas Futuristas… Todos abandonando el indie tradicional para buscar nuevas formas de expresión. Beatrix forma parte de este movimiento al que se le queda corto el formato tradicional gracias a proyectos como “Ceremonia”, junto a Sofía Bertomeu, con la que compone y crea música experimental en completa sinergia. “Con ella todo cobró sentido desde el momento en que nuestras conversaciones concluían en poner Música Ritual a toda pastilla, pero no podría quedarme con un artista en concreto. Son muchxs, con grandes inquietudes y “cabecita”. Aprendo mucho cada vez que veo a algunxs en directo.  Murcia apuesta y quiere hablar.  El Centro Negra en Blanca es un ejemplo. Hace unos meses, Sofía y yo, presentamos allí nuestro proyecto junto a La Josephine, Builthenburt, Lilith y Pablo Jordan. Fue mágico”.

aadk

Cartel del pasado festival “Out There”. AADK Spain.

La artista sabe de la importancia de rodearse de un contexto que te ayude a sacar lo mejor de ti. Ahí entran colaboradores, amigos y la calle. “Hay que poner en valor bares como Ocio, atrevidos y solidarios con artistas murcianxs. Casa de mis casas. También alzar la figura de personas como Carrie Palmer en el ámbito artístico y “currante”. Aprendo tanto de ella como de mi abuela. Así es. Siempre quise estar a su lado en mis decisiones. Me he sentido cuidada y respetada en cada uno de mis pasos y su opinión siempre me ha importado. Lo siento por los demás (risas). Además, se marcó “EL MUSICOTE” el día de la exposición. Nadie me hubiera leído tan bien.”

IMG_0516

“Dream Machine”, inauguración. Carrie Palmer, a los mandos de la música. (1)

Beatrix García Ros trabaja en la ciudad en producción de televisión, y hasta el 2 de octubre podremos disfrutar de su expo “Dream Machine” en LOFT113. Pero no os confiéis, porque Murcia no es la única que se ha fijado en ella. ¿Qué hay de llevar el trabajo musical de BƏATRIX al directo? “En ello estoy. Estoy fabricando con mi amigo Fran Pogo algo sabroso. Me he obsesionado con los sonidos tribales y salvajes y él está encantado. Hace poco hizo un disco para Josep Luis Galiana, un músico e improvisador libre valenciano y con el que negociamos cositas. Sé que va a ayudarme a sacar lo que quiero. Quiero una segunda parte del proyecto donde la parte musical pueda llegar a más gente y sea la parte con más peso de éste. Ahora hay más consciencia, el sonido será más abierto y las percusiones sonarán fuerte“. Una próxima grabación en Barcelona y la promesa de reventarnos la cabeza con la ejecución sobre el escenario de sus canciones nos hace frotarnos las manos. Sin embargo, no piensa abandonar por ello la parte visual. “Para mí es muy importante y es en la que más me recreo. Otra parte del mundo me espera en un par de meses y espero sacar lo que tengo en mente. Tengo fe en ello ya que está muy conectado con esa parte salvaje que mencionaba. Mientras tanto, Fran y yo estaremos conectados y trabajando juntos“. Seguro entonces que volveremos a encontrarnos con Beatrix, en este universo o en el siguiente.

22015342_10209990278490289_1743911872_o

“Dream Machine”. Foto: @daretobegirl

Foto (1) y portada, cedidas por Beatrix García Ros.