¡Oh là là! ¡Baguette! ¡Croissant! ¡S’il vous plait! Vale, no tenemos ni pajolera idea de francés y además hemos tenido que buscar cómo se decía “por favor” en google. Pero eso no quiere decir que no disfrutemos de la música en el idioma galo, sensible, potente y absolutamente perfecto como es para expresar emociones aunque no te enteres de nada. Hoy nuestra pinchadiscos más molonga, Son Loc, ha echado la vista al norte y se ha levantado de viernes gabacho para demostrarte que una buena sesión de música francesa puede ser algo más que susurros a lo Birkin y que los 60 fueron ideales para machacar la pista de baile al ritmo del mejor franco-beat. ¿Lista para arrancarte?

Comenzamos con JOCELYNE, la artista de origen tunecino que se estableció en Ile de France para desarrollar una carrera llena de éxitos en en el twist y swing. ¡Este Nitty Gritty es un temazo!

También es una bomba, ADÈLE y su “Pas de Chiqué”, cara B de un maravilloso EP de chanzon y folk rock que también contendría el hit de 1966 “J’ai Peur Parfois”.

Querrás bailar, querrás su voz, su estilo y su corte de pelo: DANI ha sido cantante y hasta actriz musa de Truffaut. Una machine.

También nacida en Túnez y establecida en Francia, JACQUELINE TAÏEB fue elegida en1967 Artista Revelación en el primer festival Midem en Cannes gracias a esta canción 7 heures du matin, un mash-up para caerse de culo en forma de  monólogo contra un muro de guitarras que incluye samples de Elvis Presley y The Who.

¿Hay forma más dulce que mandarte a la mierda con fondo ye yé? Eso hace nuestra diva FRANCE GALLLaisse tomber les filles está compuesta por Serge Gainsbourg y manda un mensaje bien claro: deja a las chicas en paz o tendrás tu merecido. Queda claro.