“Baila, baila, baila… con la máquina.” Quizás así podríamos reescribir el estribillo de Joy DIvision, acercándonos al lado más Blade Runner de la pista de baile, sumergIéndonos en el futuro de los sintes y algoritmos que nos hacen movernos y sentir cuando pisamos la pista de baile. SonLoc se pone a los mandos de esta nueva videosesión perfecta para laters de festival, para ver amanecer y o para sudar encerradas en un búnker. Seúl, Canadá, Berlín…las artistas que hoy te presentamos le ponen alma a la máquina.

maxresdefault

Peggy Gou

PEGGY GOU: “Han Jan”: Productora coreana con base en Berlín, la DJ tiene la agenda veraniega más petada que Pocholo. Su serie “Art of War” le dio la fama y tal es el fenómeno fan que la acompaña que han bautizado su sonido como propio, el “Gou”, una fórmula clubber “de envoltorio house y corazón acid”. Cuando gira con su compañero de batallas, el  pinchadiscos Palms Trax, se desata la euforia, como comprobaréis en la nueva edición del Sónar Bcn.

MARIE DAVIDSON:”Work it”. Cuando Davidson decidió explorar nuevos sonidos alejados de la música clásica (no en vano era el violín, mitad del dúo canadiense Essaie Pas) no todo el mundo entendió su propuesta. Hoy es referente de la electrónica más intensa (coldwave, industrial) y su “poesía empoderada” no pide disculpas ni favores. Su álbum, dice, define su estado actual:”Workaholic Paranoid Bitch”.

YAEJI: “Last breath“. De origen coreano y afincada en Brooklyn, Yaeji añade el plus a sus mezclas electrónicas: el hip hop o el r’n’b son ingredientes esenciales en sus delicados y bailables setlist. Además, produce, diseña moda y es artista audiovisual. ¡Una crack!

PARK HYE JIN: “I don’t care“. Cantante, rapera, DJ y productora surcoreana de 24 años a la que no parece asustarle nada, Park Hye Jin mezcla techno y house con mucho corazón con un único propósito: hacer bailar.

OCTO OCTA: “Fleeting moments of freedom”. El nuevo trabajo de Maya Bouldry-Morrison narra sus vivencias en el mundo de la música electrónica tras la lucha interna de “Between Two selves” , donde se definiría como mujer trans. Conectada durante años con el punk rock, tomaría estas referencias para su dance y drum’n’bass que se acompaña del talento de entre otros, DJ Jin.