Este viernes vas a levantar el puño: para luchar contra la opresión del pueblo o pedir con furia tu cerveza, pero seguro que no te quedas de brazos cruzados. Llegan a la ciudad Las Infrarrojas, el combo musical que aúna sin complejos descaro sixties con referencias a El Capital.

Las Infrarrojas vienen de nuestra vecina Alicante, tierra de macarrismo variado y juergas infinitas, de olisqueo de discos en Naranja y Negro, riso en October Press y croquetas punk en La Cucaracha, tierra hermana, al fin y al cabo, en cuanto al amor por la música y la cultura más underground en un ambiente mainstream (político y de ocio) a veces algo terrorífico. En Murcia compartimos eso con Alicante, pero todavía (y decimos todavía) nos faltaba algo de riotgrrrl rockanrollero y soviet, como este de Las Infrarrojas. La banda de María (bajo), Lucas (batería), Ana (guitarra) y Julia (voz y rítmica) se presenta además con las mejores referencias tras haber formado parte de formaciones míticas en el Levante como Las Sultanas, Las Fieras y Ultrazorras o Emergency Ponchos.

 infra3

Su “Infrarrojas” de 2017 fue una ola de frescor garagero con el single homónimo como referencia (prueba a escucharlo y no quedarte con “el rojerío/nunca te va a sentar mal” tarareándolo toda la tarde), las melancólicas -pero bailables- “Can’t have it all” y “El frío de la soledad“, o el punk pop melódico de “Verano Rojo“. Ahora se suman a su discografía cuatro nuevas canciones añadiendo velocidad powerpopera en “Oh Kiss Me!” y “La misión” (es escucharlo y sentir el verano en los huesos) o una esencia dowoop perfecta para el agarrao del baile de graduación en “Darkest Night“. Nunca hemos sido buenas etiquetando los géneros de las canciones, pero sí sabemos cuándo una canción engancha, y este cuarteto sabe crear temas más pegadizos que un pesao de última hora en el Musik.

 

infra4

 

Hoy viernes 12 de abril empieza la Semana Santa cambiando la mantilla y el velo por las camisas hawaianas y las gafas de sol: tu penitencia es el rock’n’roll, y Las Infrarrojas te levantarán el castigo a base de guitarra.