¿Y si el “hey, mr. DJ” fuera por una vez “miss”? Si actualmente la polémica se centra en la cantidad de bandas de mujeres en los festivales de música y programaciones de salas (en Vitoria Gasteiz el gobierno regional ha instado a los organizadores del Azkena a intentar incluir más artistas femeninas en su cartel) no hace falta ni nombrar el número de mujeres pinchadiscos que adquieren reconocimiento en su disciplina en grandes eventos y locales privados. Y es que si buscas en Google “mujeres dj” el primer resultado es nada menos que “las 6 mujeres dj más guapas de la música electrónica”. Para que cuente lo que sale de los platos y no lo que hay sobre ellos surgen colectivos como Boko! Boko! en Londres, DiscWoman en EEUU y She Makes Noise en España. Porque ellas también pinchan.

bi

Cuando Londres vive un resurgimiento de la música de baile tras la nostalgia del dancefloor tras el cierre de la mítica discoteca Fabric, el empoderamiento de las mujeres pinchadiscos sigue sin remontar. De hecho, los últimos festivales británicos solo han contado con un 14% de representación femenina. En contra de estos datos lucha Boko! Boko!, una comunidad que nace en el night club y que se extiende hasta la primera luz de la mañana. Chinwe Nnajiuba, Tashan Campbell y Hannah Mac son las tres DJs que han organizado un set continuo donde haya espacio inclusivo para mujeres y chicas. Centradas en sonidos globales con especial incidencia en la música africana, caribeña o de Sudamérica, sus invitadas tienen total libertad para crear listas, y por sus pinchadas residentes en Brixton y Shoreditch ya han pasado artistas como Rabz, Emily Dust, Terry Juarez, Himitsu, Leeya y Ahadadream. Además, Boko! Boko! imparte talleres y tutoriales para animar a chicas a aprender sobre el mundo del DJ y el beat making y produciendo nuevas piezas de futuras promesas.

boko-boko

Image by: Khristopher Morgan and Madeleine Delp Bergsjø, L-R (Chinwe Nnajiuba, Tashan Campbell, Hannah Mac)

boko

La lista de mujeres DJs es bien extensa (BeatMash magazine destaca aquí sus preferidas) y ya suenan más nombres tras la estela de Ellen Allien o Miss Kittin. Plataformas como DiscWoman en Nueva York luchan por borrar esa brecha de género. Frankie Hutchinson, Emma Burgess-Olson and Christine Tran fundaron lo que en principio fue una agencia y ya es un festival de música para reconocer el talento de las mujeres cis, trans y queer en la música electrónica. En España, She Makes Noise quiso poner el foco en esta problemática de forma activa, también con conciertos y una plataforma de producción propia para la experimentación sonora. Si no te gusta lo que oyes, hay herramientas para buscar vías alternativas.

MANKO_CROP2

Discwoman