El pasado lunes se celebraba el Día Mundial de la Salud Mental, una iniciativa  de la Federación Mundial de la Salud Mental en la que se pretende visibilizar a las personas que padecen algún tipo de enfermedad de estas características. Se estima que una de cada cuatro personas tiene algún trastorno mental y con jornadas como las del 10 de octubre se pretende empatizar y normalizar una situación más que común, para que deje de ser un tabú y se encuentren soluciones. Por este motivo el lunes la revista “Dazed and Confused” publicaba un artículo especial escrito por Cristiana Bedei en el que se hablaba de este tema usando los fanzines como hilo conductor: cómo estas muestras de arte, creadas por personas enfermas, estaban llenando un vacío que la terapia no conseguía. De los seis fanzines americanos reseñados, cinco estaban hechos por mujeres. ¿Casualidad? Ninguna: los datos arrojan que las mujeres somos más propensas a padecer estos trastornos, incluso hay tipologías que solo sufren ellas. Todo sirve para luchar contra un enemigo que lleva mucho tiempo callándonos, pero que cada vez más personas consiguen sacar a la luz. Y si es con fanzines, también.

mentalhealthzines_anxiety

Stacy Bru.

Shit’s Fucked sin duda nos robó el corazón. La edición de pequeño formato está creada por Gina Sarti y se define como “una guía de autoayuda para punks, nerds e insatisfechos”. Veinte páginas a modo panfletesco que destilan, después de todo, positivismo”.

sh

Doll Hospital Journal surgió cuando su creadora, Bethany Lamont, sentía estaba viviendo el proceso de forma incomprendida, y lo reflejó en formato papel. Al no encontrar quien publicara su trabajo, decidió autoeditarse. En este proyecto la literatura y el arte son los principales reclamos, siempre bajo la batuta de esta problemática. En su último número ahonda sobre salud mental en las cárceles o la sociedad musulmana, y aunque no creen en las “historias con final feliz” sí que lo hacen en las de “supervivencia”. Admiten colaboraciones.

dol

Black Women and Self Care aúna la triple discriminación que sufren algunas personas: son mujeres, son negras y sufren trastornos mentales. Con este fanzine la artista canadiense Naomi Moyer escribe e ilustra una nueva teoría de la enfermedad mental bajo el yugo blanco y capitalista.

self

En España son muchas las publicaciones que luchan por la causa, aunque quizá de forma más directa y reivindicativa, como forma de visibilización más que como expresión artística o con el formato clásico de fanzine. Son proyectos como “Enajenadxs” de La Haine-Granada, “ARTErias con locura“, desde Valladolid, “FanAct” de Cataluña o colectivos siempre atentos como el podcast feminista Sangre Fucsia, que en este episodio hablaban de “Feminismo y Salud Mental” , en el que desarrollaban “la reseña de “Diez días en el manicomio”, de la pionera Nelly Bly; y de la película de Tanya Wexler “Histeria” y Roma y Gaelx, (…) con info sobre los Grupos de Apoyo Mutuo que hemos tomado de Psiquiatrizadxs en Lucha, de éste programa de Cabezas de Tormenta y de ésta entrevista.

enajenadxs-7-portada-332x490

Enajenadxs

Yayoi Kusama, reina del pop art japonés, Aloïse Corbaz y sus dibujos de mujeres con peluca, y Virginia Woolf, Sylvia Plath… cientos de artistas de todos los tiempos han tenido que lidiar con la enfermedad mental cuando era casi una maldición. Ahora es el momento de enfrentarnos a lo que parece ser la epidemia del nuevo siglo, y que todos, los que la padecen y los que los acompañamos, debemos combatir juntos. Para ello, normalización, educación, información y amor.

de

Doll Hospital (también foto de portada)