Merecido el reconocimiento que se le otorgó a los Premios Mandarache con el Premio Nacional de Fomento de la Lectura 2014 y que ayer entregaron los Reyes a su coordinador . Las cosas de palacio van despacio, suponemos. Lo que sí cabe destacar, galardones aparte, es la función de este certamen como motivador y promotor de la cultura y la lectura desde que en 2005 naciera en Cartagena, y que hoy sirve de impulso a toda la región. Clubes de lectura, bibliotecas, centros escolares y asociaciones se involucran para difundir la palabra escrita, en un evento en el que especialmente los jóvenes tienen mucho que decidir. Aprovechando que el 12 de mayo se fallaron los ganadores, vamos a repasar algunas de las autoras que han destacado en esta edición en sus diferentes secciones.

Una de las características más especiales de este certamen es que las votaciones las llevan a cabo un jurado de miles de jóvenes lectores. La obra de Alejandro Palomas Una madre se hizo el Premio Mandarache de Jóvenes Lectores de Cartagena 2016, así lo decidió hace unas semanas un jurado compuesto por 2.778 jóvenes entre 15 y 30 años; mientras que el VIII Premio Hache de Literatura Juvenil recayó en Patricia García-Rojo por Lobo. El camino de la venganza, una novela fue votada por los 1.692 adolescentes de 12 a 14 años que integraron el jurado de este galardón. Patricia García-Rojo (Jaén,1984) es una joven escritora española, licenciada en filología hispánica y profesora de lengua española y literatura, que ya recibió en 2015 el Premio Gran Angular que concede anualmente la Fundación SM por su novela El mar. En esta novela, Lobo… se cuela un mundo fantástico en el que el máximo valor lo tienen el contenido de algunos de las grandes pinturas de la historia del arte, y su libro, publicado por SM, tiene una de las portadas más curradas que hemos visto recientemente en la literatura juvenil.

Las otras finalistas en el Premio Hache fueron  Falsa naturaleza muerta, de Marinella Terzi; y El secreto del galeón, de Ana Alcolea. En Falsa naturaleza muerta presenciamos la historia de una joven que empieza a avanzar hacia la edad adulta gracias al descubrimiento de un viejo secreto familiar: es un libro sin sobresaltos sobrenaturales pero que celebra y retrata la figura de dos mujeres, Ingrid y Carmen, haciendo referencias a grandes creadoras de la historia como las escultoras Luisa Roldán y Camille Claudel, las pintoras Lola Anglada, María Blanchard y Tamara de Lempicka, o las compositoras Clara Schumann y Hildegard von Bingen. Marinella Terzi (Barcelona, 1958) es traductora y escritora y en 2005 recibió el Premio Cervantes Chico de Alcalá de Henares por el conjunto de su obra. Ana Alcolea (Zaragoza, 1962) es profesora de literatura y autora de libros infantiles y juveniles.Con El secreto del galeón se ganó al público con una historia de rebeldía y emancipación: “estamos a principios del siglo XIX: Marina viaja junto a su familia a España desde las colonias americanas. Ella no se parece en nada a sus hermanas: no piensa en casarse ni en bordar su ajuar, solo desea vivir en el mar, convertirse en marinero; algo del todo imposible. De sus pensamientos y anhelos sabe mucho su esclava Ramira, una mujer a la que le han arrebatado todo lo que alguna vez ha amado y que oculta un gran poder heredado de sus antepasados africanos.” Mujeres que desafían a su destino como el mejor ejemplo para una nueva generación de lectoras.

También las mujeres han copado algunos de los premios en otras disciplinas que otorga el Mandarache: el Premio de Ilustración: para Alicia Aniorte García del IES San Isidoro, basada en El secreto del galeón, el Concurso de Microrrelatos para Lucía Francoso Fernández del IES Isaac Peral, el Concurso de videocitas literarias para Marina Esteban Marín y Fuensanta del Toro Martínez del IES Los Molinos y el Premio de crítica literaria para M.ª del Carmen Romero Toribio del IES Salinas del Mar Menor, por su crítica sobre El impero de Yegorov.

Por último, también se han dado a conocer los nombres de los autores finalistas que protagonizarán el año que viene las lecturas de miles de jóvenes en una selección de obras que intenta conjugar libros distintos entre sí para cubrir expectativas de diferentes tipos. Al Premio Mandarache 2017 optan las novelas También esto pasará (Anagrama, 2014) de Milena Busquets y al Premio Hache 2017 Mónica Rodríguez por El naranjo que se murió de tristeza, entre otros autores. Busquets (Barcelona, 1972) es una de nuestras escritoras de referencia y su novela También esto pasará fue uno de los grandes títulos del año, que elabora en torno de la cita «El dolor y la pena pasarán, como pasan la euforia y la felicidad» un mágico relato del paso de la vida y aquellos que llevamos con nosotros.

La próxima edición del Mandarache 2017 prepara novedades como “Libreta y Orillas Mandarache” y el proyecto “Lectureando”  para las buenas prácticas en la animación de la lectura. ¿Puede la región ser referente en la promoción de la cultura? Pardiez, que esta gente lo demuestra.