De nuevo tenemos a una de esas artistas que no sabemos muy bien en qué día de nuestro blog colocar. Una ubicación que nos encanta, porque descubrir pequeñas mujeres del renacimiento que meten sus hocicos en mil y una artes es algo de lo que más nos podemos enorgullecer. Violeta Niebla es poeta pero también fotógrafa, o hace fotos pero a veces escribe poemas. Su inspiración y modo de entender el arte se mezcla y se contagia, haciendo de las imágenes palabras y viceversa. Niebla presenta este otoño su libro de poemas “No serás mi baby”, de Kriller 71, la editoral barcelonesa que últimamente no para de ofrecernos títulos de lo mejorcito del ámbito nacional, y con esa excusa es hoy la protagonista de nuestro post.

Niebla (Málaga, 4 julio 1981) es filóloga inglesa y gestora cultural, y trabaja comisariando exposiciones y dirigiendo diferentes proyectos del ámbito de la poesía, el teatro o la fotografía. Destaca la influencia de su tierra natal en su obra, que autodefine perfectamente como “artista visual autodidacta”. Su último trabajo, “No serás mi baby” es un conjunto de poemas de desamor adolescente, y no en el mal sentido de la palabra, sino con todo su genial drama, su ardiente sarcasmo, su pasión de un día. Son piezas breves, que pero que se sienten pasado el rato y que dejan huella, como picaduras de mosquito tigre. Temas cotidianos que lo mismo te sacan una sonrisa que te dan un pequeño puñetazo al corazón. Os dejamos que degustéis algunos de sus poemas y fotos suyas, el mejor remedio para volver a la realidad un martes después de un puente destructor.

“SPINNING”

paseo contigo en bicicleta estática

el manillar no gira

y por más que corra

la bicicleta estática

a la fuerza

los bultos de mi cuerpo

se hacen más pequeños

el deporte será entonces

que pasen los años

y pierdas peso

mientras yo sudo.

“NOS HEMOS VISTO EN UN BAR
Y NO NOS HEMOS SALUDADO”

tú y yo cacareando
por separado
eso sí que es underground.