Aviso, y no es de spoiler: si alguno ha desayunado esta mañana uno de esos tristes cuencos de alpiste para pájaro o esa magdalena valenciana rancia, huérfana de su pareja en el envoltorio de plástico, y que dejaste para situaciones de emergencia hasta que le llegó su triste y harinosa hora, estáis perdidos. Hoy vamos a hablar de tartas caseras, deliciosas cupcakes, crujientes galletas y tazones de chocolate calentito capaces de hacer llorar a Mourinho. Hoy entrevistamos a Fuen, maestra absoluta de la nueva american bakery Socolá, que ha abierto en Murcia con la intención de darnos tantas alegrías como tentaciones. Fuckin’ sweet!

Fue en 2013 cuando Fuen y Miguel empezaron este proyecto de catering y pastelería americana, y el pasado 30 de enero cuando por fin Socolá abrió sus puertas en un local en pleno centro de Murcia (calle Mariano Vergara), precisamente donde antes se encontraba Pequeña Miss Cupcake, otra de las cafeterías pioneras en la ciudad en introducir estos dulces caseros, y a los que también tuvimos en DAREGIRL. Socolá es digna sucesora y a la vez única en su especie, y para cerciorarnos de ello hemos pedido a Fuen que nos cuente cómo empezó todo esto. “Siempre he sido muy cocinillas y soy de las que le encanta probar cosas nuevas y hacer “experimentos” en la cocina. Soy súper golosa pero nunca me han gustado las tartas de confitería, por eso prefería hacérmelas yo misma. Estudié en la escuela de hostelería de Murcia, así que la técnica la aprendí allí, ¡pero en cuestión de repostería creativa somos completamente autodidactas!”

Foto de “Somos Murcia”

Pero, ¿por qué eso de “bakery and coffee”? ¿No tenemos ya bastantes americanadas en nuestras vidas? ¿Acaso la torta de chicharrones y las toñas no merecen respeto? Nada de eso, pero bien es cierto que el concepto “cupcake” ha sufrido mucho estos últimos años debido a modas cursis y franquicias que no han cuidado el producto. Socolá rescata estos dulces que tienen más historia que colmar de edulcorante un bollo. “En el 2010 nos fuimos a estudiar a Madrid algo que no tiene nada que ver con cocina y allí íbamos a una cafetería donde me topé con la repostería americana y me enamoré. Y decidí a hacer esas recetas en casa. Me puse a investigar sobre los orígenes de las recetas, porque me gusta saber como y donde surgen las cosas y soy de las que piensa que antes se comía mucho mejor, soy muy fan de la comida de las abuelas, y las abuelas americanas también sabían lo que se hacían. Así descubrí un universo de recetas y sabores, y empecé a hacer tartas, primero para mi, luego para mis amigos y poco a poco… No se si será pasajero o no, pero creo que cuando algo está bien hecho y está bueno no tiene porqué desaparecer.”

Igual que cuidan sus productos estrella, Socolá ha nacido como una aventura que requería de pasión y valentía. Murcia no es una ciudad fácil para los emprendedores. “Es difícil ser emprendedor en España en general, no te ponen las cosas nada fáciles y no existen ayudas reales. Nosotros confiamos en lo que hacemos, y creemos que va a gustar a la gente, los negocios diferentes llegan mas a los jóvenes, ya que los mayores suelen estar mas aferrados a los locales de toda la vida y a los productos tradicionales.”

Pero nosotras, que nos gusta meter el hocico en todas partes, ya hemos visto al equipo de Socolá en más de un sarao. Empezando por su creadora, que forma parte de nuestro venerado club de Rock’n’Roller Derby Murcia y siguiendo por su participación en eventos como la pasada Verbena de Chiribiri junto con otros artistas de la ciudad. “Creemos que hay bastante colaboración entre todos, hay muchos grupos de artistas que organizan talleres, exposiciones, ponencias… Se reúnen para trabajar en equipo, el futuro está en las relaciones.” Ellos se quedan en el gremio, hacia el que destilan un amor absoluto. “Nos gustaría poder trabajar con maestros artesanos de nuestro sector, creemos que existe una renovación de la manera de hacer las cosas, ahora nos preocupamos mas por tener buenas materias primas, y hacer las cosas mas naturales y artesanas, y nos gustaría aprender y colaborar con esos panaderos, cocineros y artesanos, que como nosotros se preocupan en tener un producto de calidad.”

Foto de Jorge García.

De momento, Socolá lleva menos de un mes abierto en su nuevo local y su carta y oferta de actividades crecen como un bizcocho de abuela ciclado de levadura Royal. Lo último, las tardes de “Coffee and Knitting” con Enhebra y Tricota o los desayunos y postres aptos para celíacos o veganos. “Tenemos muchas cosas en mente, queremos que Socolá crezca y se convierta en un punto de reunión, un sitio en el que la gente se sienta a gusto, donde poder tomar dulces caseros, un buen café o un zumo de frutas naturales, un local donde hacer exposiciones, conciertos, talleres… Estamos intentando crear el local al que a nosotros nos gustaría ir y queremos que le pase lo mismo al resto de la gente.”  Apoyo absoluto a este tipo de iniciativas y jóvenes con ganas de hacer cosas en la ciudad, y nos dejaremos llevar por los sabores que el equipo de Socolá traiga a nuestras manos. Hot chocolate is coming!

Resto de fotos del FB de Socolá.