Ya desde su primera edición sabíamos que aquí había algo diferente. El humor y la mujeres nunca había caminado de la mano: más bien las primeras eran la excusa y el objeto de risa del segundo. Pero todo ha cambiado: lo dice Patricia Sornosa, Clara Serra, o las americanas (nación pionera en la comedia standby) Schumer, Silverman o Poehler. ¿O es que no te descojonaste con el “Flow” de las WhamBam? Eso lo sabemos muchas, pero Lucía Lijtmaer decidió ir un paso más allá: crear el festival de humor y cultura de guerrilla feminista donde las mujeres fueran las que produjeran y consumieran la risa. Así nació “Princesas y Darth Vaders”. La revolución empieza aquí.

princesas_darthvaders_2016_nt

Cartel de la edición 2016.

Lucía Lijtmaer (1977) es periodista y escritora nacida en Argentina y criada en Barcelona, ciudad donde se exiliaron sus padres. Especialista en cultura pop desde la perspectiva de género, también es comisaria cultural, traductora literaria, profesora de universidad y colaboradora endiversos medios de comunicación, entre ellos El País, El Diario, ADN, Público o Carne Cruda. Además este 2017 está de estreno: acaba de publicar “Yo también soy una chica lista“, un ensayo desenfado en defensa del feminismo en el que se revelan los mecanismos machistas invisibles de la cultura pop. Pero Lijtmaer se merece hoy nuestra admiración por ser la fundadora y comisaria de este original y necesario festival, “Princesas y Darth Vaders“, que por tercer año va a llevar a La Casa Encendida de Madrid algunas de las mentes más brillantes que conjugan humor y feminismo.

Libros_220238528_35404529_854x998

Lucía Lijtmaer

Históricamente, a las mujeres se nos ha pedido que fuésemos sexies o guapas. Y se daba por sentado que si eras una persona graciosa no podrías gozar de los dos atributos anteriores. El humor nunca ha sido algo que se nos haya exigido; al contrario, en un principio, que una chica fuese graciosa daba hasta cierta grima. Eso, por desgracia, te obliga a tener menos referentes. Aun así, siempre ha habido cómicas, desde Lucille Ball hasta Lina Morgan, por poner un par de ejemplos”, expresaba Lijtmaer en SModa el año pasado. “La guerrilla llega a donde el mainstream no consigue acercarse. En el caso de la cultura de guerrilla feminista, se ponen en práctica tácticas publicitarias para fines reivindicativos, y eso me parece súper importante y divertido. La visibilización proviene de lugares diferentes y en este caso, esta tiene que ver con pasárselo bien. Por otra parte, lo que hacemos es político por el simple hecho de que somos mujeres haciendo cosas juntas”, aseguraba. Es por eso que se pone especial énfasis en el DIY y el pensamiento añadiendo actividades multidisciplinares que van desde el humor youtuber hasta la música en directo.

fe

En esta programación podremos disfrutar de charlas con pesos pesados del cine feminista queer como el director Bruce Labruce, a la youtuber Ter con su  monólogo “Kim Kardashian inventó el universo: Internet y el amor propio”, el taller “Tomarse el humor en serio” de Monstruo Espagueti, alter ego de Anastasia Bengoechea, humorista gráfica y creativa, y hasta un worshop en tono de parodia titulado “Feminismo para Torpes”, en el que Nerea Pérez de las Heras dará las claves para “reeducar a machirulos -machistas que se creen con el derecho a serlo- y enseñar “autodefensa” verbal e intelectual a las mujeres ante situaciones y actitudes sexistas diarias procedentes de revistas femeninas, actitudes en el trabajo y en la calle, infantilización o piropos.

“La música correrá a cargo de Somadamantina, “quizás una de las voces más poderosas y lúbricas del trap, y del folk poderoso con aires punk de la compositora Lidia Damunt“, que se suman a la sesión-aperitivo de “Vermú, prensa y blablablá” con Celia Blanco y Marc Giró. “Princesa” o “Darth Vader”, ahora te toca reírte a ti, y reírte mejor.