Este año hemos llenado nuestros @ArtyWeds con miscelánea de la buena. La gente dice miscelánea cuando no tiene mucha idea de lo que hace, cuando hay tanto que le gusta que no sabe qué elegir o cuando trata de artistas que no logra encasillar en otro sitio. Algo así nos pasa con las artes visuales, plásticas y escénicas en nuestro blog: nos faltan días de la semana para dedicarle a tanta preciosidad. Así que durante el 2016 os hemos mostrado de festivales de autoedición y fanzines, nuestro gran amor (el MIAA, el GRAF, el GRRRL Zine Fair, Tenderete, Ladyfest, Guillotina), con el teatro y la performance como protagonistas (Fem Tour Truck, Decorrido), la fotografía (Photoespaña, Photoalicante) o  ilustradoras internacionales como Polly Norr o Wasted Rita. Hoy cerramos el año con cinco ilustradoras españolas de las que nos hemos enamorado durante este convulso 2016 o como es el caso de nuestro #1, hemos confirmado que el orgullo local puede pasar.

wasted-rita_7

Wasted Rita

5) DOCTOR ZOMBIE

Como si el propio fin del mundo que ella misma anuncia entre residuos nucleares y ratas gamberras fuera a llegar, Doctor Zombie no ha parado ni un maldito segundo este año. La hemos visto en todas las ferias de autoedición locales defendiendo sus últimos trabajos, como “Universo Mal 2” y nuevos personajes en forma de pegatinas y pequeñas publicaciones. En mayo la entrevistábamos aquí con motivos del Zorroclocos e Lobos y nuestro flechazo se confirmaba: “Satán está en mí por culpa de todo. Que si infierno, que si cuernos, que si fuego, que si monstruos, tridentes, demonios y bigotes. No hay nada que no me guste.Una de las nuestras.

doct

Doctor Zombie

4) EME

Seguimos en casa, ¿algún problema? Nuestro agujero de cloaca murciano tiene tanto que darnos que no conseguimos zafarnos de sus pestilentes redes. Muchas, muchísimas ilustradoras como María Serrano, Úrsula Bravo, Pollo Furia, Gabriela Bravo, Misa Shine, o Eme. Bueno, quizás no podemos etiquetarla como ilustradora per se (¿acaso a alguna de las otras artistas sí? ¡Eclecticismo murciano on fire!) pero tenemos que destacar su trabajo sin duda este 2016. Con ella mantuvimos una de las entrevistas más emocionantes del año al conocer un poco más a una de las grandes artistas del arte urbano no solo aquí, sino a nivel internacional. Este ha sido un año profesional difícil para la creadora murciana, que ha vuelto a refundar Casa Chiribiri, su estudio de diseño y centro de creaciones, en el precioso Barrio de Vistabella. Un año de cambios y trabajo que se resume en una de sus, como es costumbre, sinceras citas “Dibujar o más bien pintar, es mi sueño. Cada persona tiene el suyo. Hay gente que lo descubre al nacer y otros mueren sin encontrarlo. Yo me dí cuenta después de haber terminado una carrera universitaria que me estaba llevando justo en dirección y sentido contrario. El día que entendí que existía una profesión como la Ilustración supe ponerle un nombre a mi sueño, a medio camino entre el arte, por la parte personal y creativa, y la artesanía, por aquello de cumplir un servicio por encargo para otra persona. Me gusta ese balance entre tu lenguaje propio y la necesidad de mostrar empatía para acercarte a la necesidad del cliente.”  Con el nuevo Chiribiri totalmente en marcha, no nos cabe duda que 2017 será su año.

ver

Póster de Eme para Chiribiri

3) FLAVITA BANANA.

La ilustradora de Barcelona ha puesto su sello definitivamente en este 2016. Colaboradora en multitud de revistas y publicaciones gracias a una marca de la casa tan honesta como genial (un trazo negro y grueso e ironía a raudales), su último salto ha sido formar parte de la revista de humor online “Orgullo y satisfacción”. Y es que como decíamos en esta reseña de octubre, “tiene muy claro cómo funciona el panorama de la ilustración en este país y es una mujer que no se anda con rodeos. Es un placer leerla hablar sin dobleces, directa y tan brutal como divertida”. Mujeres que se intentan comprender a sí mismas como protagonistas en todas las viñetas, inspiradas orgullosamente por Quino y Sempé, para una creadora que aúna la tradición de hacernos soltar una lagrimita mientras nos descojonamos. Brillante.

flav

Flavita Banana

2) ANA MÜSHELL.

Cuando juntas una comida de navidad con el encuentro de un ídolo, ¿qué obtienes? Probablemente la escena tan bochornosa como la que le hicimos pasar a Ana Müshell, ilustradora y fanzinera de Cádiz que presentaba su zine “Me parece sexy” en el Palmera Market de Murcia de la pasada semana. Bueno, había caído un tsunami, nosotras nos dimos al vino… y nos propusimos romper la barrera cibernética de las RRSS para conocer a una de las artistas que nos ha conquistado este año en persona. El resultado, aterrador: Ana Müshell es tan bonita en sus dibujos como en persona, y aguantó nuestra verborrea fan tan divertida como encantadora. Quizás no vuelva a Murcia por miedo, pero siempre nos quedarán sus dibujos: “Con un estilo especial y reconocible crea mujeres, las que abruman su obra, extasiadas en unos conflictos tan cotidianos y a la vez terribles que han encontrado la empatía de un buen número de seguidoras. Y es que su universo, que bebe de la cultura pop, el fanzine y los rápidos garabatos noventeros no suena a alegre melodía de “Salvados por la campana”. Entremedias se cruza la ansiedad, la depresión y el miedo existencial en un mundo en el que hay que machacarse los orfidales para poder seguir devorando sin pausa series del Netflix y vídeos de Instagram”, decíamos en nuestra reseña de septiembre. Amor de pattern de carpeta es amor de verdad.

mus

Ana Müshell

1)ANA GALVAÑ.

No barremos para casa porque sí: Ana Galvañ está definitivamente en otro nivel y nosotras hemos estado allí para verlo. La artista murciana es con motivo una de las grandes ilustradoras del país, como confirman un año lleno de proyectos, la publicación de “Luz Verdadera” y el “pulp feminista de “Vanth“o “Teen Wolf” su aportación a Tik Tok cómics o su participación en exposiciones y proyectos internacionales como “Mazipos”. El merecido reconocimiento llegó este año con su premio Gráffica 2016 y su ponencia en el “Spanish Fever” de NY  y Washington. Pero lo mejor de Ana Galvañ no está en su timeline, su obra habla por ella misma: un universo completamente peculiar, colores, personajes y ambientes de otra dimensión que nos hacen querer vivir en una psicodelia noventera para siempre. Ana Galvañ pone en mayúsculas el papel de la ilustradora que no se conforma, que va a hacerse cada vez más grande “En esta profesión en la que abundan las ilustradoras, la sensación generalizada es de igualdad, sin embargo, cuando traspasas un poco la superficie, te encuentras con una realidad diferente.  En este ámbito el principal problema es el de la invisibilidad de las creadoras en un universo históricamente masculino. A pesar de ello, el número de autoras ha aumentado sustancialmente en los últimos años, y yo espero que estas generaciones, que todavía se mueven entre fanzines y webcomics, consigan en un futuro próximo la notoriedad y el protagonismo que merecen” nos contaba en una entrevista en marzo. Orgullo local que se hace interestelar.

ana

Ana Galvañ