Las cosas están cambiando, también en los festivales. Los megaeventos caen en calidad y abuso y solo sobreviven aquellos cargados de patrocinadores y un cartel no decimos que aburrido, pero repetitivo, como el FIB, o los que prefieren morir con las botas puestas y aguantan en los primeros puestos como el Primavera Sound, con un line up que tiene prácticamente todo lo más nuevo de aquí a un par de siglos. Imposible luchar con unos y otros, pensarían los organizadores del GetMAD, así que mejor seguir un camino propio. Y es que este es una celebración del jolgorio y el rock, y sin bajarse ni un ápice los pantalones, han conseguido un cartel más que apetecible para aquellos que están hartos de no pegar ni un par de botes ante sus artistas favoritos. Garage, psicodelia, punk-rock y hard-rock con bandas de todo el mundo, y una amplia agenda de actividades paralelas hacen de GetMAD un recién llegado que entra por la puerta grande. Después de semanas de conciertos de presentación en salas de toda la ciudad este 28 y 29 de mayo tendrán que demostrar en Madrid que han venido para quedarse.

La apuesta del GetMAD es fresca, joven y muy macarra: Black Lips, Fogbound, PAWS; pero también dejan un espacio para bandas míticas que merecen el respeto que granjea el abrir camino en la música: las reinas del hardrock Girlschool o los mitos de la escena post-punk británica Wire también estarán en el escenario. Y entre las bandas confirmadas un nombre que nos resultaba familiar: son de Memphis, son punk y se llaman Nots.

El cuarteto de chicas empieza su gira europea y promete darlo todo en el GetMAD. No por menos vienen avaladas por la crítica estadounidense que ha hizo de su LP debut “We are nots” uno de los discos del año. Guitarras agresivas, una batería potente, sintetizadores y un compacto juego-gang de voces hacen de su música una apuesta “irreverente e inclasificable” pero seguro, muy disfrutable. Su sonido decadente y sus letras llenas de simbolismo incrementan el interés por esta joven banda que no se queda en el punk, sino que revienta caminos entre el noise y la psicodelia con igual soltura.

La batería Charlotte Watson y la frontwoman y guitarrista Natalie Hoffmann han sobrevivido al frente de la banda desde el principio, que ahora cuentan con  Alexandra Eastburn a los teclados y  Meredith Lones al bajo para cuadrar el círculo. “Virgin Mary” es su último 7” que dicta los pasos que están dando hacia un sonido más desarrollado para un próximo disco.

Además de las Nots, nos fijamos en la interesante propuesta de las jovencísimas Lizzies, que patrullan sin dudas por el heavy metal más clásico y que son las nuevas abanderadas del sello Holy Cuervo, lo que es marca de calidad sin miramientos. Las chicas de No Joy son otras de las (escasas) músicas femeninas que también encontraremos en este divertidísimo festival. Además, fanzines, fotografía y hasta gastronomía para hacer del GetMAD un festival de referencia en el país.