Hoy le damos un par de vueltas de tuerca a estos martes literarios: primero, hablando de poesía, que tanto nos cuesta hacer llegar y que nos llegue al ser un género -comercialmente- minoritario pero extremo en su calidad e innovación, y después, hablando de poesía a través de un documental, que nos parece interesante reflejar en este post porque nos descubre un montón de nombres que desconocíamos o que simplemente ya necesitaban su reivindicación. Se llama “Se dice poeta” y está dirigido por Sofía Castañón, que presenta como subtítulo “una mirada de género al panorama poético contemporáneo”.

Aunque la película data del 2014, hemos tenido la suerte de saber de este documental gracias a un reportaje de la revista online Pikara, que podéis consultar con más extensión aquí. Este documental retrata “21 poetas, nacidas entre 1974 y  1990, que dan su punto de vista sobre la creación, la difusión, la crítica y la recepción de su poesía“. En el film podemos darnos cuenta de la falta de visibilidad de las mujeres en este género, que desde su origen han debido escribir bajo pseudónimo para ser tomadas en serio, o el dato del Premio Nacional de Poesía, que en 91 años sólo cinco veces ha sido otorgado a una mujer. Aquí no hay victimismos, pero sí datos: los que reflejan la falta de nombres femeninos entre las grandes antologías o las míticas etiquetas de generaciones literarias.

En “Se dice poeta” encontramos a Alba González Sanz, Vanessa Gutiérrez, Carmen Camacho, Erika Martínez, Isabel García Mellado, Sonia San Román, Carmen Beltrán, Martha Asunción Alonso, Miriam Reyes, Laia López Manrique, Luci Romero, Teresa Soto, Vanesa Pérez-Sauquillo, Elena Medel, Estíbaliz Espinosa, María Couceiro, Yolanda Castaño, Sara Herrera Peralta, Laura Casielles, Ana Gorría y Sara R. Gallardo. La propia Sofía Castañón (Gijón, 1983) es una de las escritoras más inquietas del panorama asturiano y nacional. Entre sus mejores obras, Animales interioresÚltimas cartas a Kansas, Culpa de PavlovLa sombra de Peter Pan.

Sofía Castañón

Y para aprovecharnos del reportaje anteriormente citado de la revista Píkara, también nos hemos apuntado para disfrutar tranquilamente de unos cuantos nombres fresquísimos de la poesía actual española, como son Patty de Frutos, Mónica Caldeiro, Laura Sam o Carmen G. de la Cueva, (de ese tan genial como es “La Tribu de Frida”) autoras que han hecho de Internet su escaparate pero que cargan en sus espaldas el peso de un sentimiento que va más allá del filtro valencia, algo que se mete en las venas, como el dulce veneno que es la poesía. Pues decía Gloria Fuertes: “Nací para poeta o para muerta”. Imposible mejorar este martes.