Para muchos la palabra “holi” ha llegado en forma de arrasador anuncio de facebook. El “Holi-running” mezclaba una ordinaria carrera popular o maratón de aficionados con la tradición del festival Holi de la India, en la que para celebrar la fiesta de la primavera, se lanzan a la calle y sobre la gente flores y polvos de colores, dejando una imagen alegre y original, con los participantes empapados y regados de vivos colores, en lo que parece ser una celebración alegre y divertida.

Como suele pasar, aquí cogemos lo que nos interesa de cada tradición. En realidad, el Holi se celebra en la India para festejar la llegada de la primavera sí, pero también es el único día en el que las viudas pueden salir de su casa tranquilamente y unirse al resto a la fiesta. Y es que en la India ser viuda es todo un tabú: son rechazadas por la sociedad y marginadas, porque incluso se les considera culpables de las muertes de sus maridos. A pesar de haber casi 22 millones de viudas, sin ellos no son nada, ya no tienen identidad, y se convierten en fantasmas que incluso deben llegar a vivir en las calles y mendigar. Al menos, en el día del Holi, lo olvidan todo y salen de sus refugios para sentirse vivas de nuevo. En este artículo de El País se cuenta la experiencia de alguna de ellas. Colores ante la injusticia de lo que hay detrás de un simple truco publicitario.

La organización Sulabh Internacional ayuda a estas mujeres. Podeis encontrar más información aquí.