Olvídate de Madonna en body y sobre ruedas cantando “loshiento” sin despeinarse, porque te van a caer hostias como panes. Aquí los patines son para la lucha, la competición, el compañerismo y la victoria, y se llama Roller Derby. Por fin hemos conocido uno de los deportes más interesantes que vive un auténtico revival en la actualidad, y las chicas que lo hacen posible en nuestra ciudad, el Rock’n’ Roller Derby de Murcia, que nos va a enseñar que hay vida, y qué vida, más allá de la Champions. Una alpargata old school es su insginia, y el “born to roll” que las adorna, un estilo de vida.

Hundidas estamos de descubrir tan tarde un deporte tan apasionante como este, pero nos vamos a poner al día desde ya. ¿En qué consiste el Roller Derby? Sus propias jugadoras nos contestan, pues hemos tenido la suerte de poder entrevistarlas para el blog: “En Roller Derby juegan dos equipos. Se juegan “carreras”, llamadas “jam”, en las que participan 5 jugadoras de cada equipo, cuatro bloqueadoras y una jammer. El conjunto de las 8 bloqueadoras de cada equipo formarán lo que se conoce como el “pack”. Las jammers son las encargadas de conseguir los puntos. El sistema de puntuación consiste en que las jammers tienen que conseguir adelantar a las jugadoras del equipo contrario. Anotarán un punto por oponente que adelanten. Las bloqueadoras intentarán que la jammer del otro equipo no consiga adelantarlas y ayudar a su propia jammer a atravesar el pack. Para esto deberán usar sus propios cuerpos, cuidando de no utilizar bloqueos ilegales, como serían por ejemplo usando codos, antebrazos, golpeando en la cabeza o en la espalda.” Vamos, que la cosa no consiste en quedar a tomar el té. El Roller Derby es un deporte de contacto, y así se demuestra sobre la pista: las jugadoras deben ir uniformadas con protecciones, ya sean casco, muñequeras, rodilleras y protector bucal. Eso, y unos buenos patines “quads” dispuestos a hacerse paso como una señora en la cola del Eroski.

Las Rock’n’Rollers a punto de empezar la acción

La historia de este deporte tiene su origen en Estados Unidos cuando en los años 30 pasó de ser un espectáculo ambulante a competición, para después caer en el olvido. No fue hasta el año 2000 que resurgió con fuerza el roller femenino, instaurándose con más fuerza si cabe que el masculino, y haciendo del Women´s Flat Track Derby Association (WFTDA) la liga más importante y comisaria de la normativa. En España, el primer equipo de fija en Tenerife en 2010, siguiéndolos el Barcelona Roller Derby y otros muchos grupos por todo el país, desde Madrid a Granada o A Coruña , pasando por Cartagena o el Rock’n’Roller de Murcia, nuestras invitadas hoy. Pero, ¿cómo llegan a formarse las rockanrollers? “El equipo fue fundado en Murcia por un grupo de personas que conocían el deporte y tuvieron la iniciativa de comenzar un equipo. Quien conoce el Roller Derby sabe que los inicios de un equipo son muy difíciles, y hasta septiembre de 2013, no comenzó a trabajar el equipo como lo hace actualmente. Con la llegada de varias chicas nuevas al equipo, y el empuje de las que ya estaban allí hemos conseguido que este proyecto esté tomando forma y consiguiendo los objetivos que nos propusimos. El equipo a día de hoy está formado por casi 20 chicas, con vida y formas de ser completamente diferentes, pero cuando nos juntamos somos Rock´n´Rollers, y eso nos hace iguales. Entre nosotras hay muy buen rollo, somos como una familia y nos apoyamos en todo.”

El entrenamiento es básico para lograr una forma física adecuada, aunque además de músculo la cabeza debe estar en su sitio: este es un deporte de aguante, pero también de táctica y estrategia, imposible de jugar en solitario. “Entrenamos dos veces a las semana, martes y jueves, además de intentar salir a patinar por la calle lo más a menudo posible. En nuestros entrenamientos siempre intentamos introducir un poco de todo: entrenamiento físico, técnica de patinaje, táctica, teoría y algún juego para liberar tensión. Este deporte tiene un reglamento muy extenso y tácticamente es muy complejo. Siempre estamos aprendiendo cosas nuevas e intentando mejorar.”  Juego en equipo, esa es la clave, y no sólo en la pista, sino en su coordinación y gestión: organización entre todas para conseguir un buen funcionamiento, desde tareas de arbitraje hasta social media. “Todo ese trabajo en común y confianza en el trabajo de otras hace que tengamos el sentimiento de que somos algo más que equipo, somos una familia”. 

Una familia muy matriarcal, ¿no? Y es que el Roller Derby siempre ha sido un deporte mayoritariamente femenino, aunque también existan masculinos. Más allá del deporte, es una filosofía y un estilo de vida, y aunque cuentan y agradecen el apoyo masculino en sus fans y equipo deportivo, “puedes preguntar a cualquier jugadora de Roller Derby en el mundo que todas van a tener el mismo sentimiento, y es que el Roller Derby y nuestros equipos nos pertenecen”Autogestión y feminismo, con buenas dosis de acción, nos parece una religión que estamos dispuestas a seguir.

Respecto a las competiciones, el año pasado comenzaron un proyecto con con otros tres equipos, Rayo Dockers (Valencia), Alcoy Roller Derby y Valencia Roller Derby, organizando  la primera liga federativa de Roller Derby en España, la East Coast Roller Derby Liga. “Ha sido una verdadera aventura y podemos decir que nos sentimos muy orgullosas de nuestro trabajo, tanto a nivel de haber llevado entre todos la liga hacia delante, como por la evolución de equipo y personal de las jugadoras. Para este año continuaremos jugando dentro de esta liga y tenemos intención de buscar algún partido fuera de ella.” Y es que el buen rollo con compañeras de otras ciudades es inequívoco. “La relación con otros equipos de España es muy buena. Nuestro equipo es aún relativamente joven, y hemos recibido muchísima ayuda y apoyo por parte de otros equipos, tanto de sus jugadoras como entrenadores, que nos han acogido en sus pistas, o incluso viajado a Murcia, para entrenar  y compartir su conocimiento con nosotras, algo de lo que no podríamos estar más agradecidas.”

El Roller Derby tiene una amplia trayectoria y popularidad en el extranjero, donde además de Estados Unidos, que lideran con los equipos más fuertes, también encontramos pasión por Europa. “El nivel de países como Alemania, Francia o Inglaterra queda muy lejos de lo que podemos ver aquí. No hay mejor ejemplo a seguir que el de las London Roller Girls, que en muy poco tiempo se han colocado en el numero tres del ranking de la WFTDA”. Y en Murcia, ¿sabemos de qué va esto? “La respuesta en nuestra ciudad cada día es mejor. Poco a poco Rock´n´Roller tiene más fans y hay más gente interesada por el deporte. Además hemos recibido una ayuda enorme de parte de la Federación de Patinaje de la Región de Murcia, que nos han hecho un hueco y proporcionado una pista donde entrenar y un lugar donde poder disputar nuestros partidos.” 

Entonces, ¿qué les queda por hacer a las Rock’n’Roller? “Nuestras perspectivas son sencillas, la verdad. Queremos mejorar como patinadoras y jugadoras, aprender cada día un poco más para que con cada una de nosotras, crezca el equipo. Puestas a soñar, nos gustaría poder ganar la East Coast Roller Derby Liga algún día, o jugar fuera de España. Sabemos que con esfuerzo y trabajo duro podemos conseguir lo que nos propongamos, porque ganas no nos faltan y a valientes no nos gana nadie.” Humildes pero capaces de romperte la nariz. ¡Es imposible no amarlas! No les perdais pista por su facebook y web para estar al día de partidos y competiciones, pues de todos depende apoyar estas iniciativas, y además, siempre están dispuestas a reclutar nuevas gladiadoras. ¿Te ves capaz?

Las chicas después del entrenamiento

 

**Las fotos de las Rock’n’Rollers han sido expoliadas de su pagina de FB.