De pequeña estatura y enorme sonrisa. Parece que los gemelos Yuri y Pati Gagarin, separados por apenas unos 50 años y miles de kilómetros al nacer, comparten más que el apellido. Y es que la artista con la que hoy hablamos está respaldada por una magnífica obra fotográfica, pero también por una tarjeta de presentación, su tremendo encanto e infatigable alegría, que la asemejan a lo que también hizo famoso al primer hombre en viajar al espacio, el cosmonauta soviético. Yuri tripuló el Vostok 1 en abril de 1961 y Pati expondrá su obra por primera vez en Murcia este sábado 6 de febrero. La cuenta atrás ha comenzado.

Picture

Pati Gagarin

Pati Gagarin (Valladolid, 1987) es fotógrafa, vive en Orihuela y definitivamente queremos empadronarla en Murcia. Sus instantáneas de borrachera cromática y horror vacui de juguetería antigua mantienen atrapados a miles de seguidores adictos a su universo, a caballo entre Wes Anderson y los cuentos clásicos barnizados con un bello halo de moderno extrarradio. Directa a nuestra sección de preferidas por su especial sensibilidad al retratar mujeres, extrayéndoles el juego de la belleza con tanto mimo que casi parece que lo vaya a embotellar y servírselo a Goldie Hawn en La Muerte os sienta tan bien. Quizá sea difícil entender lo que hace que Gagarin sea Gagarin hasta que una no se zambulla en sus fotos. “Busco, sobre todo, generar imágenes que llamen la atención por los colores, las composiciones (tanto si salen personas, como si son bodegones o cualquier otro tipo de fotografía). Que quién la vea no se quede indiferente, vaya. Y bueno, divertirme, eso siempre.” Esta chica es de las nuestras.

The Green Season

“Recuerdo a mi padre siempre cámara en mano, en todas las situaciones, así que la primera vez que hice una foto, fue gracias a él, con una polaroid”. Pero todavía no había sentido “la llamada”. Mientras, pasaba horas revisando los álbumes familiares y los millones de diapositivas de su padre. Sin saberlo, su mente y su percepción, ese “ojo” especial que solo algunos retratistas tienen, se estaba gestando. “Tuvieron que pasar unos cuantos años; cuando estaba terminando el instituto me regalaron mi primera cámara digital y empecé a trastearla. La llevaba siempre conmigo durante los primeros años de universidad (yo he estudiado Arquitectura Técnica, vamos, nada que ver), hasta que me compré mi primera réflex.  Al principio cogía a mis amigas de modelos. Disfrutaba mucho y parecía que no se me daba mal del todo y cuando me quise dar cuenta, la cosa se había puesto seria y ya había hecho unos cuantos trabajillos. Cuando estaba terminando la carrera, me dí cuenta de que pasaba más tiempo (y me gustaba más) lo de hacer fotos que lo de hacer casas, así que me propuse terminar ganándome la vida haciendo fotos y en ello estamos.”

Spaguetti Pleasures

Y tanto que “estamos”. Ha colaborado para el fanzine neoyorkino “Pretty Good Summer” y el francés “Panoplie”, marcas como La Golondrina Eyewear y varios proyectos nupciales de los que se puede sentir bien orgullosa. Aquí en la ciudad nos enganchamos definitivamente a ella tras su colaboración con Amor González “Casa Birdie”, haciendo del portfolio de sus menús y caterings una auténtica obra de arte. “Me parece enriquecedor y en parte necesario colaborar con otra gente, porque no deja de ser un reto. Me gusta trabajar con artistas de todo tipo, tanto fotógrafas como artistas de otras áreas. Ahora mismo estoy pensado en mi querida Amor González, cocinera maravillosa que siempre me deja crear a mi gusto cuando hago fotos de sus platos.” Las instantáneas de Pati hacen salivar tanto o más que las deliciosas tartas, quiches y sopas de González.

Platos de Casa Birdie.

Su último gran proyecto, “The girlfriends“, que ella considera en constante desarrollo, llama la atención por su estética simple y mágica y su concepto de investigación social. Elaborado a partir de fotos donde las modelos son sus amigas y los colores estridentes y alegres forman parte de la simbología, Gagarin explicaba en una entrevista para el colectivo Mabel que colocar a las modelos, siempre chicas, en roles y lugares que podrían “resultar misteriosos para el sexo opuesto” era una forma propia de explorar la feminidad. Las mujeres de Gagarin exudan juventud y cierta melancolía, también dulzura y constante búsqueda, ninfas modernas con mirada propia.

When they became flowers.

En su odisea espacial, Gagarin presentará esta exposición este sábado 6 a partir de las 19h, con oportunidad de poder adquirir pequeñas series de algunas de sus fotos preferidas. Y el futuro de su Vostok particular también está a punto de tocar otros planetas. “Por lo pronto, me he metido en la curiosa aventura del mundo bodas y es lo que quiero explorar los próximos meses; intentar retratarlas a mi manera. Aunque en cuanto a proyectos personales, me gustaría continuar con la serie #findyourfamilytreasures, en la que retrato colecciones cotidianas de cosas que todos tenemos en casa. Aprovecho para decir que si alguien me lee y tiene una colección bonita de algo curioso que le apetece tener fotografiado, ¡yo soy su persona!”. Como Tim-Chanante-Burton, Gagarin disfruta con “sus monstruos y sus cosicas”: ven a descubrirlas este sábado en Casa Chiribiri, pues ya lo decía el primo Yuri al despegar sin miedo en su cohete: Poyejali!*

Nuestras favoritas: los bodegones de cachivaches. Adictivo.

*Todas las fotos son de Pati Gagarin.

*Poyejali!: ¡Vámonos!, en ruso. :)